Mensajes Virales

Nos afirman que medios de comunicación y asociaciones de «periodistas» que iniciaron una campaña contra la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) han recibido apoyo de Gobiernos panistas.
Entre los Gobernadores que han proporcionado apoyo económico se encuentran Carlos Joaquín de Quintana Roo, Francisco Javier Cabeza de Vaca de Tamaulipas y Francisco Domínguez de Querétaro.
Hay evidencia suficiente de que Carlos Joaquín auspicia con recursos públicos la ONG Periodistas Desplazados, encabezada por Jesús Medina, a través de convenios de difusión signados con el «empresario» inmobiliario y editorial, Amir Ibrahim Mohamed Alfie, quién por cierto se asume como periodista sin serlo.
Por su parte, existe también evidencia de que el gobernador de Tamaulipas otorga apoyos en efectivo a otro integrante de Periodistas Desplazados, Carlos Domínguez. El encargado de subsidiar al hijo del periodista asesinado en Nuevo Laredo, Carlos Domínguez es el secretario de Gobierno estatal César Verástegui.
Por su parte el gobernador queretano Francisco Domínguez mantiene con su presupuesto de comunicación social a periodistas que a cambio encabezan campañas contra la CNDH, como el caso del ex conductor del noticiero estelar de una importante televisora y con un noticiario vespertino en radio.
Durante la última semana dichos personajes han recrudecido sus ataques a la CNDH por la designación de Gildo Garza, desplazado de Tamaulipas durante la administración de Francisco García Cabeza de Vaca, por agresiones del gobierno y del Crimen Organizado.
Garza Herrera se ha comprometido a supervisar el desempeño del Mecanismo de Protección a Periodistas, señalado por sus usuarios de múltiples irregularidades al concentrar todo el presupuesto en unos pocos privilegiados mientras que el resto se encuentra en condiciones de hacinamiento.