Ciudad de México, 02 Marzo (JUAN R. HERNÁNDEZ/ CÍRCULO DIGITAL).- El diputado Raymundo García Gutiérrez, secretario de la Comisión de Pueblos Indígenas, impulsa una iniciativa para modificar la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, a fin de garantizar que los partidos políticos postulen a ciudadanas y ciudadanos indígenas a diputados y senadores.

La propuesta, turnada a la Comisión de Gobernación y Población, plantea que, en al menos 28 Distritos uninominales, se presenten formulas con población nativa, determinadas previamente por el Instituto, y que una de cada 10 candidaturas sea ocupada por un poblador originario, hasta agotar cada lista.

Señala que los partidos políticos y/o coaliciones deberán acreditar la vinculación del aspirante con la localidad a la que pertenezca, mediante constancias expedidas por las autoridades comunitarias electas, de conformidad con las disposiciones de sus propios sistemas normativos, y en donde conste que han prestado servicios comunitarios o desempeñado cargos tradicionales en la población o distrito.

Además, el candidato debe participar en reuniones de trabajo tendentes a mejorar dichas instituciones o resolver conflictos que se presenten en torno a ellas dentro de la población, comunidad o distrito indígena por el que pretenda ser postulado; o ser representante de alguna comunidad o asociación que tenga como finalidad mejorar o conservar sus organizaciones.

García Gutiérrez consideró que el objetivo es contrarrestar la desigualdad estructural que sufren estas comunidades, ya que el porcentaje de candidaturas a diputaciones federales es muy reducido, debido a que los partidos no registran suficientes fórmulas de indígenas, ni siquiera en aquellos distritos electorales en donde representan más del 40 por ciento de la población.

“Hemos sido discriminados en la toma de decisiones del rumbo de nuestra nación y en nuestro derecho para integrar las instituciones del Estado. Se nos ha visto como meros receptores pasivos de programas de corte asistencialista”.

Es primordial que los candidatos hablen su lengua, que la candidatura no sea con cuota de poder. La relación entre el Estado y los pueblos, añadió, debe cimentarse en términos de igualdad para impulsar escenarios incluyentes de la diversidad en el ámbito político, económico, social y cultural.

Refirió que datos del Inegi muestran que la población nacional que se auto-reconoce como indígena representa 21.5 por ciento del total y alcanza la cifra de 25 millones 694 mil 928 personas; de los cuales el 48.7 son hombres y el 51.2 mujeres.

El diputado del PRD puntualizó que las medidas establecidas por el INE no han sido eficaces; se ha obstaculizado la representatividad de los pueblos, lo que se evidencia en los resultados electorales 2006, 2009, 2012, 2015 y 2018 en los distritos con población indígena.

Por ello, la necesidad de revertir esta tendencia y garantizar su representatividad en la toma de decisiones de los órganos legislativos, y fomentar la participación de mujeres indígenas. “Se trata de elevar las posibilidades de que esta población tenga mayores oportunidades de ganar y, sobre todo, representación efectiva en la Cámara de Diputados”.