Ciudad de México a 09 de Mayo (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-La senadora panista Mariana Gómez del Campo Gurza exhortó al Gobierno mexicano a continuar los esfuerzos a nivel global para frenar la dictadura de Nicolás Maduro y defender los derechos humanos del pueblo venezolano.

En conferencia de prensa, subrayó que es “inadmisible que en pleno siglo 21 se permita que las dictaduras opriman a sus ciudadanos de la forma en que sucede en ese país sudamericano”.

El 20 de mayo, precisó, habrá comicios presidenciales en Venezuela y lo que se está buscando es consolidar el populismo en aquella nación.

Por ello, Gómez del Campo Gurza dijo que es necesario que la administración del presidente Enrique Peña Nieto efectúe esfuerzos a nivel internacional, para defender los derechos humanos del pueblo venezolano.

“Debemos dejar de lado las consideraciones políticas, debemos defender con fuerza a las libertades, los derechos humanos, es necesario también que nuestro país emplee en las Naciones Unidas todos los mecanismos diplomáticos que estén a su disposición, para orillar a Maduro aceptar la transición democrática”, aseguró.

Recordó que México ha encabezado esfuerzos para que la Organización de los Estados Americanos (OEA) se pronunciara y mediara en la situación que cada vez se agrava más en Venezuela.

“Hoy las familias venezolanas sufren una escasez de alimentos que alcanzó ya el 80 por ciento de los productos, el bolívar perdió valor pese a los muchos incrementos de salarios ordenados por el decretazo, incluso el papel higiénico se ha convertido ya en un lujo”, remarcó.

Es un hecho, puntualizó, que el populismo daña y daña mucho, y por lo que se han hecho señalamientos reiterados del peligro que representa en la región.

“Hoy en Venezuela el 82 por ciento de la población está en pobreza, la inflación se prevé que alcance el 13 mil 864 por ciento en 2018 y la economía probablemente se contraiga hasta en un 15 por ciento, éstas son cifras del Fondo Monetario Internacional”, detalló.

Por su parte, Antonio Ledezma, ex alcalde de Caracas, electo democráticamente y depuesto en 2015 por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, agradeció al Parlamento mexicano por las manifestaciones de solidaridad hacia “los millones de venezolanos que nos hemos visto forzados a emigrar, huyendo de la persecución política, huyendo de la catástrofe humanitaria, que coloca ya al 87 por ciento de la población nacional en condiciones de pobreza y al 61 por ciento en condiciones de pobreza extrema”.

El político venezolano pidió al Congreso de la Unión y Gobierno federal mexicanos a manifestar su rechazo “al fraude programado para el próximo 20 de mayo”, ya que, dijo, se puede llamar cualquier cosa menos elección.

No hay garantías electorales, no hay la posibilidad de que se pueda calificar ese proceso como de transparente o legítimo porque no se permiten auditorías, no se permite observación calificada, no hay un equilibrio en el manejo de los medios de comunicación social, ni del plan militar que se activa para ofrecer la logística a los centros de votación, lamentó.

Nicolás Maduro actualmente está sometido a juicio por el Tribunal Supremo de Justicia legítimo, por lo tanto, de acuerdo con la ley venezolana, debe ser separado de la Presidencia de la República, concluyó Antonio Ledezma.