Ciudad de México, 30 de Enero  (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-Los inversionistas con ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida porque ya se maneja con honestidad, y que la calificación de ésta “es mejor que en los últimos 30 años, porque su principal problema era la corrupción” y ya se está combatiendo, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario dijo que Petróleos Mexicanos fue una de las empresas más saqueadas en el mundo y con más corrupción, pero tiene mucha fortaleza, no les alcanzó para terminar de destruirla, sólo entregaron el 20 por ciento de su potencial que significa la riqueza petrolera de la nación.

Consideró que las calificadoras internacionales no han tomado en cuenta las variables en la problemática de esta compañía y que con la intervención de su gobierno se ahorrarán 30 mil millones de pesos.

El presidente aseguró que se fortalecerán las finanzas públicas de Pemex y explicó que las críticas son por los cambios que emprendió su gobierno, ahora los inconformes “tratan de desprestigiarnos cuando México tiene mucha fortaleza” y autoridad moral. La gente, dijo, se siente orgullosa porque se está enfrentando el problema, lo que nos coloca como ejemplo en el mundo por no permitir la corrupción.