Ciudad de México 22 Junio  (MEXIQUEÑO/ CÍRCULO DIGITAL).-Una de las líneas que se investigan que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México sigue en el caso del estudiante Leonardo Avendaño es muerte por realizar un “juego de asfixia“.
Y es que de acuerdo con los resultados de la autopsia realizada el joven de 29 años, no presentó signos de violencia en su cuerpo salvo las marcas por estrangulamiento.
Hasta el momento sólo el padre Francisco Javier Bautista es la única persona detenida por el fallecimiento de Leonardo Avendaño. Sin embargo, las autoridades capitalinas indagan la posible participación de otra persona.

Pero, ¿en qué consiste esta práctica?
La práctica del “juego” consiste en asfixiar intencionalmente a una persona con el fin de provocarle placer y euforia, llegando al clímax cuando el sujeto en cuestión se desmaya.
De acuerdo con sitios especializados, quienes practican el “Chocking Game” sienten placer antes y después de perder la conciencia, esto porque el cerebro libera endorfinas en el hipotálamo causando esa sensación de placer, de ahí la razón de que se pueda volver adicción.
Sin embargo, toda práctica tiene sus riesgos. En el caso de este juego es sentir dolores de cabeza y cambios de comportamiento, además de pérdida de la memoria por el impedir constantemente la llegada de oxigeno al cerebro.
Esta es una de las líneas que se investiga por el asesinato del joven y hasta el momento solo hay un detenido, el padre Francisco Javier Bautista, con quien sería la ultima persona que vería con vida a Leonardo Avendaño.