Ciudad de México 23 Junio (MEXIQUEÑO/ CÍRCULO DIGITAL).-Como cada año, miles de papás y mamás esperaron este sábado, algunos armados de paciencia, otros exasperados, a que sus hijos salieran de la presentación del examen del Concurso de Ingreso a Educación Media Superior.

En diversas sedes de la Ciudad de México pudo observarse en banquetas, camellones y parques a padres de familia aguantar, desde las 10:00 y hasta las 18:00 horas, primero con el sol, luego con la amenaza de lluvia, hasta que sus hijos o familiares salieran del examen.

La Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems) informó desde enero pasado que para 2019 se esperaba que presentaran su examen unos 319 mil 860 aspirantes, contra 311 mil 564 de 2018, es decir 2.5 por ciento más.

Los jóvenes están interesados en ingresar a alguna de las nueve preparatorias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a las vocacionales del Instituto Politécnico Nacional (IPN), al Colegio de Bachilleres, al Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) y las preparatorias del Estado de México, principalmente.

En su oportunidad la vocería de la Comipems recordó que en este proceso de selección “no hay rechazados, ni reprobados”, y que a quienes no se queden en las opciones escogidas se les brinda la oportunidad con derecho a otra opción entre los lugares disponibles.

Los alumnos presentan su examen este sábado 22 o domingo 23 de junio, según les corresponda. La publicación de los resultados generales será el 26 de julio.