Los problemas gastrointestinales ocupan primer lugar de consultas en México

Estreñimiento, Gastritis, Síndrome del Intestino Irritable o Diarrea; principales causas.

Ciudad de México, 25 Marzo (AMPRYT/CÍRCULO DIGITAL).-De acuerdo a datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) las enfermedades gastrointestinales ocupan el primer lugar de consulta en México y también es una de las primeras causas de muerte en mujeres en México. Diversos estudios reportan que 21% de la población sufre de estreñimiento crónico y alrededor de 20% padece de Síndrome de Intestino Irritable; entre otros padecimientos.

En entrevista, la Dra. Nuria Pérez y López. Especialista en Neurogastroenterología. Egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que el ritmo de vida acelerado, el estrés, los malos hábitos saludables, tomar pocos líquidos y el sedentarismo son las principales causas porque las mujeres sufren al menos una vez en su vida Estreñimiento, Gastritis, Síndrome del Intestino Irritable o Diarrea.

Las manifestaciones más frecuentes de las infecciones gastrointestinales son fiebre, vómito, dolor abdominal y diarrea moderada o intensa; comentó.

Cabe señalar, que los cuadros infecciosos se pueden presentar en cualquier época del año, pero aunque no se sabe cuál es la causa, sí se tiene identificado que la mayoría de los casos están relacionados con nuestras emociones y repercuten en nuestro estómago.

Si bien es cierto, el estado de ánimo se aloja en el estómago, ya que ahí se produce y almacena el 90% de la serotonina, la ‘hormona de la felicidad’.

Por ejemplo, la ira, la tristeza, la decepción, son emociones que se hacen presentes en su vida diaria y que tienen una grave consecuencia, pues todo se agrava en nuestros intestinos; es decir; cuando hay estrés, el cerebro le manda al intestino un mensaje: por decirlo, ‘necesito energía extra’, y el intestino, reduce sus funciones. Hay menos flujo de sangre en el intestino, y también menos mucosa protectora recubriendo sus paredes.

Cuando la situación de estrés se mantiene durante mucho tiempo y se convierte en habitual, esa barrera protectora se hace más fina, y las bacterias se acercan a la pared del intestino y las sustancias químicas que producen inflaman el intestino y también pueden pasar a la sangre. Y como el intestino y el cerebro están conectados, eso puedes sentirte aún más estresada.

Es común que en las mujeres influyen los cambios hormonales, ya que también pueden padecerlo en la piel con signos como acné, rosácea o eczema.

Es por eso que es importante tener y mantener un equilibro emocional y físico, lo cual nos ayudará a relajar nuestro sistema y llevar una vida más saludable sin cambios de humor, dolor, irritabilidad, hinchazón o el típico “me siento gorda”.

Encontrar maneras de lidiar con esto puede ayudar a prevenir o aliviar los síntomas del síndrome. Tomar en cuenta los siguientes aspectos puede ayudar a mejorar ciertos síntomas.

  • Asesoramiento psicológico.
  • Dieta equilibrada, consumo de fibra y probióticos
  • Ejercicios de relajación
  • Entrenamiento de consciencia plena (Reducción de stress)