Tras la puerta del poder

Roberto Vizcaíno

Muerto Julio Scherer García la revista Proceso pasó a manos de su hijo Julio Scherer Ibarra.

Hoy el Jr. de Scherer García es uno de los más cercanos a Andrés Manuel López Obrador.

Por eso no fue extraño que durante la campaña presidencial la revista fuese usada para arremeter contra los dos contendientes mayores del tabasqueño, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, y el PRI.

Por la posición del dueño, esos trabajos rebasaron el interés periodístico para convertirse en claros arietes mediáticos particulares contra los opositores electorales de López Obrador.

El uso personal de la más emblemática revista política mexicana por parte del heredero de Scherer no fue una sorpresa. El hijo es muy distinto del padre. No se puede en este caso decir que de tal palo tal astilla.

Hoy el Jr. vuelve a usar a Proceso como su arma particular para lanzar el más rudo golpe al senador Manuel Bartlett y así descalificar su nombramiento como próximo director de la CFE.

Todo lo que dice Proceso sobre Bartlett es cierto. ¿Pero cómo deslindar el trabajo periodístico de Proceso de la voluntad de quien Andrés Manuel López Obrador ha señalado como su próximo director jurídico en la Presidencia de la República? La cercanía de Julio Scherer Ibarra de AMLO lo ensucia todo. Con su izquierda trabaja para el tabasqueño y con la derecha lo descalifica.

¿Le habrá el Jr. mostrado a AMLO al menos las cabezas de las notas antes de publicarlas?

¿Y la foto de Manuel Bartlett hablándole al oído al entonces presidente Carlos Salinas que se uso en la portada de Proceso con el encabezado: Su pasado, estigma de Bartlett?

¿O la que encabezó la nota interior que es todo un editorial: Fraude, represión y hasta homicidio gravitan en torno a Bartlett?

Con esa cabeza para que leer el texto.

El golpe mediático incluye un relato brutal del escritor y subdirector de Proceso Vicente Leñero -ya fallecido- que dibuja la estructura inmoral de Manuel Bartlett.

Leñero narra cómo el jesuita Enrique Maza escribe en 1983 un relato de una sobrina del entonces secretario de Gobernación Manuel Bartlett quien pidió a los servicios de seguridad de Venezuela rescatar de una secta religiosa a 2 de sus sobrinos y deportarlos a México.

El relato se iba a publicar en 2 páginas de Proceso pero Bartlett se enteró antes y envió a José Antonio Zorrilla, entonces director de la Federal de Seguridad a hablar con Julio Scherer y con Vicente Leñero para impedir que el relato de su sobrina saliera al público. 

La larga conversación con Zorrilla terminó cuando éste amenazó con hacerle daño a alguna de sus 4 hijas de Leñero si no se retiraba el texto de Maza.

 El reportaje nunca salió.

La revista que circula hoy incluye un artículo de Jorge Carrillo Olea quien afirma que trabajar con Bartlett “fue una pesadilla”.

Todo el trabajo de Proceso sobre las pestilencias de Bartlett está desplegado en las primeras 10 páginas de la revista.

En sí es una descalificación a la decisión de Andrés Manuel López Obrador de nombrar a Manuel Bartlett como director de la CFE.

¿Julio Scherer Ibarra, propietario por herencia de Proceso y próximo director jurídico de la Presidencia de AMLO le habrá expresado al tabasqueño antes sus objeciones sobre Bartlett?

EL PLEITO POR EL CONTROL DE SAN LÁZARO

Definida por López Obrador la coordinación de la bancada de Morena en el Senado a favor del zacatecano Ricardo Monreal, queda por definir la coordinación de los casi 200 diputados federales de Morena en San Lázaro.

Ahí la contienda se da entre los todavía senadores Mario Delgado y Dolores Padierna, el expresidente del PRD Pablo Gómez y el representante de Morena ante el INE Horacio Duarte.

Se sabe que la presidenta saliente de Morena Yeidckol Polevnsky intenta mediar y conducir el proceso de nominación del coordinador en San Lázaro, pero ya algunos de los aspirantes se le han revertido y comienzan a lanzarle golpes porque sienten que trae línea del líder máximo para imponer a alguien.

Por ello la senadora Dolores Padierna ha decidido irse por la libre y cabildear entre los diputados electos de los cuales asegura ha obtenido 165 apoyos.

De acuerdo a una información de Notimex, la esposa de René Bejarano afirma que la mayoría de los diputados electos «conocen su trayectoria de 40 años de lucha» y «eso le permitió haberse ganado el respeto de los demás. A diferencia de otros (Delgado, Gómez y Duarte) tengo la capacidad, la experiencia, la idea clara, la responsabilidad política y parlamentaria, porque no hay un sólo voto que haya dado por el que me puedan reclamar o señalar en 40 años de mi carrera política» indicó la senadora.

Gómez por su parte ha decidido ha decidido dar la pelea en los medios y en una larga entrevista con El Universal advierte que con él como coordinador de la bancada de Morena no se daría un pase automático de las iniciativas de López Obrador

Para los enterados al parecer todo se definirá a favor de Mario Delgado por su cercanía a Marcelo Ebrard, quien ha cobrado influencia creciente en las decisiones de López Obrador

NEGOCIACIONES EN EL SENADO

Quién al parecer está aprovechando sus relaciones es el senador Zoe Robledo para negociar con el senador Joel Ayala el traslado de las secretarías del gobierno federal a una veintena de estados.

Robledo fue designado como próximo subsecretario de Gobernación por AMLO y Ayala es el líder de la FTSSSE, es decir el dirigente de la mayoría de los burócratas del país.

Ambos senadores han comenzado a dialogar sobre los alcances de la desconcentración que pretende realizar el presidente López Obrador y así disminuir y atenuar lo más posible el daño a los trabajadores federales sindicalizados.   

¡Vaya tarea!

En total la FTSSSE dirigida por Ayala representa a 1 millón 800 mil burócratas integrados en 89 sindicatos.

Ya quienes saben de eso han advertido que lo que quiere hacer AMLO es no sólo muy costoso sino muy riesgoso por los efectos que tendrá en millones de mexicanos.

SACRIFICIOS

Quien dicen anda muy acelerado es Alberto Elías Beltrán, el encargado de la PGR, a quien su antecesor Raúl Cervantes le dejó una enorme papa ardiendo.

El tema es que cada vez cobra mayor fuerza la versión de que el exfiscal electoral Santiago Nieto podría ser designado por la próxima legislatura en el Senado como el Fiscal General de la Nación o al menos como Fiscal Anticorrupción y desde cualquiera de esos cargos lanzarse contra el actual encargado de la PGR por no actuar en el caso Odebrecht.

Al renunciar, Cervantes dijo que ya estaba concluido el caso Odebrecht pero llegó Alberto Elías Beltrán y lo enfrió.

Hoy al Procurador encargado le urge reabrir el caso y dejar al menos un procesado para evitar que el caso se le revierta. Por ello, afirman, el presidente Enrique Peña Nieto deberá dar luz verde esta semana a la posible aprehensión del exdirector de Pemex Emilio Lozoya.

 

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa