Ciudad de México, 30 Octubre (BALÓN CUADRADO /CÍRCULO DIGITAL).-Su fortaleza y capacidades como boxeador son las armas que tendrá el mexicano Saúl «Canelo» Álvarez para vencer al ruso Sergey Kovalev, en busca de ampliar su legado como pugilista profesional.

En declaraciones a los medios tras su arribo oficial a la sede de la pelea del próximo sábado, el «Canelo» habló de sus virtudes rumbo a la que consideró una de las peleas más importantes de su carrera.

«Hicimos un gran trabajo, tuvimos grandes sparrings como siempre lo hemos hecho, confiamos en mi fortaleza y mis capacidades como peleador», dijo el pugilista tapatío, quien va por el cuarto título de su carrera en distinta división.

El exmonarca superwelter y actual campeón mediano Franquicia del CMB, de la AMB y supercampeón supermediano AMB, va por el de peso semicompleto que ostenta Kovalev, al que confía destronar y ampliar su legado.

«Creo en mi fortaleza y mis capacidades y creo que puedo ganar esa pelea, por eso la tomamos también, como boxeador de experiencia hay que sacar todo el sábado, aunque hay que cuidarnos de todo, se va a sentir más el golpeo».

52 TRIUNFOS una derrota y dos empates es la marca de Saúl Álvarez como profesional.

Y aunque presume buena quijada y aguante en el ring, confía más en su capacidad para quitarse golpes, lo que mostrará en la MGM Gran Arena de la «ciudad del juego».

Enfrentar a un rival que de manera habitual pelea dos divisiones arriba será complicado, consciente de que los primeros rounds serán los más difíciles, en lo que se adapta a la contienda.

«Obviamente será complicada, más en los primeros rounds, poder entrar a su guardia, tiene manos largas, sabe usar bien su distancia, tiene buen movimiento de piernas, será complicado al inicio, pero es en lo que me adapto».

Lograr un cuarto título mundial en distinta categoría es una de sus máximas motivaciones, pues hará lo que pocos mexicanos en la historia han hecho.

«Significa mucho para mí, entrar a una historia grandísima de muy pocos que lo han logrado, así que lo único que quiero es hacer historia en mi carrera y es de las peleas más importantes».

Añadió que afronta este reto con la misma ilusión de todas las peleas de su carrera, «hemos logrado mucho a través de los años, es muy importante para mí, mi carrera y equipo hacer historia, es lo único que buscamos».

A cuatro días de la pelea, consideró que se siente más fuerte en las 175 libras, comiendo y más feliz, seguro de que el sábado no pesará más allá de 180 libras, mientras que su rival podría subir en 190 o 195, pero «ese es su problema».

Kovalev, quien se presentó minutos antes que el mexicano y en medio de algunos abucheos, se mostró confiado en salir con el brazo en alto, seguro de que cambiará esa actitud de la gente y que al final le pedirán autógrafos.

También llegaron al hotel sede los protagonistas del pleito coestelar, el prospecto Ryan García y el filipino Romero Duno, quienes se declararon listos para aparecer en una de las veladas más importantes del año, el primero como claro favorito para ganar el cetro Plata ligero del CMB.

Y las que ya comenzaron con su guerra fueron Marlen Esparza y Seniesa Estrada, quienes en el frente a frente terminaron entre empujones y con ánimos de ya estar en el ring para disputar el título interino minimosca de la AMB.