CIUDAD DE MÉXICO, 29 de marzo, (AZCAPO NOTICIAS/CÍRCULO DIGITAL).— La Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE) del Gobierno de la Ciudad de México concluyó las tres primeras calas como parte de la rehabilitación de la Plaza de la Constitución sin encontrar algún tipo de vestigio con relevancia histórica o arqueológica.

Las calas son excavaciones que permiten explorar el subsuelo en búsqueda de infraestructura y tienen el objetivo de evitar algún deterioro del patrimonio histórico ubicado en la principal plaza pública del país. El personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) denomina esta actividad como arqueología de protección.

Durante la primera jornada se realizaron tres de las cinco calas requeridas, se excavó en una superficie de un metro cuadrado y a 50 centímetros de profundidad. Para la renovación total de la superficie será necesario quitar una capa del material actual a la profundidad mencionada.

Las primeras tres calas se realizaron en los costados suroriente y nororiente del Zócalo capitalino; y a lado del asta bandera. Al encontrar tepate molido sin valor arqueológico, se cerraron las excavaciones con el mismo material y se cubrió con cemento.

El titular de la SOBSE, Edgar Tungüí Rodríguez, supervisó personalmente las primeras actividades referentes a la rehabilitación del Zócalo.

«Tenemos un acompañamiento constante del personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia, lo cual asegura que cualquier trabajo que hagamos en este lugar histórico, se haga con el mayor cuidado posible», expuso.

En la jornada de este miércoles participó un arqueólogo del INAH y 15 personas de la SOBSE. En todas las fases de rehabilitación se contará con el acompañamiento del INAH para preservar el legado cultural e histórico de México.

Para garantizar la seguridad de las personas que transitan por la zona, la SOBSE realizó un confinamiento de aproximadamente cuatro metros cuadrados. Al cerrar la cala se colocaron barreras plásticas y cintas de seguridad sólo en la zona intervenida para permitir el fraguado del cemento.

Con la rehabilitación de la Plaza de la Constitución, instruida por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, se ampliará 10 por ciento la zona peatonal, se modernizará la superficie, se renovará el drenaje de agua pluvial, se incluirán elementos de accesibilidad como guías táctiles y se habilitarán 8 cruceros seguros.

NUMERALIA 2 mil metros cuadrados más de zona peatonal 22 mil 700 metros cuadrados medirá la Plaza de la Constitución 8 cruceros seguros 150 millones de pesos de inversión 80 fuentes de empleo 60 años sin modificar el estado de la Plaza de la Constitución