Ciudad de México, 16 de Octubre  (ESFERA EMPRESARIAL /CÍRCULO DIGITAL).- Tener la información de la empresa protegida, y que todo lo relacionado directa o indirectamente con la organización cuente con los métodos necesarios para resguardar la información, es clave para evitar un ataque cibernético, destacó Mer Group.

La firma expuso que aún existen muchas áreas de oportunidad en el sector de seguridad cibernética, pero los sistemas que se tienen actualmente son altamente efectivos, por lo que las empresas no deben considerarlos como un gasto, sino como una inversión que necesitan para mantenerlas a flote.

A través de un comunicado la compañía de seguridad tecnológica recomendó que además del cambio constante de los accesos de seguridad, hay otras consideraciones que las empresas deben tomar en cuenta para protegerse, como blindajes y conocer perfectamente cada proceso de la compañía.

Subrayó que pese a que cada una de las tácticas que se aplican para evitar y mitigar los efectos de un ciberataque se suman, no existe una práctica que asegure al 100 por ciento la información, pero se pueden tomar acciones para disminuir considerablemente la probabilidad de que se pierda o se filtre.

Recomendó realizar análisis constantes de los sistemas para ver que todo está en orden y asegurarse que no sólo la empresa esté protegida, sino también proveedores, clientes, socios, aplicaciones y que los módulos relacionados directa o indirectamente con la compañía cuenten con los métodos necesarios para resguardar la información.

La Gerente de Proyecto de Ciberseguridad de Mer Group, Jazmín Rodríguez, dijo que “antes las empresas percibían un ciberataque como algo que ocurría en otros países, pero cuando vieron que pasó en México fue como una labor de concientización que las llevó a preocuparse y fortalecerse en ese ámbito”.

Agregó que “si conocemos y entendemos el proceso por donde viaja la información, desde que se crea hasta que se destruye, entonces podremos saber qué saldrá del perímetro de seguridad y así establecer medidas adicionales”.

Y es que, durante 2017, México, Colombia y Brasil fueron los países de Latinoamérica con más ciberataques, lo cual dejo una pérdida por más de 184 mil millones de dólares, puntualizó la compañía.