Ciudad de México 23 Junio (GUILLERMO JUÁREZ/MENSAJE POLÍTICO/MEXIQUEÑO).- El Gobierno capitalino, debe atender el llamado urgente de la ciudadanía acerca de las condiciones generales de la operación y efectividad de los altavoces y cámaras de video-vigilancia ante el incremento de los índices delictivos.

Según datos, de la Secretaria de Seguridad Ciudadana en el “Programa Anual C5 2019” se realizaría la instalación de 11 mil 100 cámaras nuevas de las cuales siete mil 700 se incorporan al Sistema y tres mil 400 serías sustituidas ya que tienen fallas. Para ello se destinaron mil 195 millones de pesos para el actual ejercicio.

Sin embargo, desde mayo 2018 se encontró que más de 800 altavoces y cámaras de video vigilancia siguen sin funcionar siendo los secuestros de los jóvenes Roberto Ronquillo y Leonardo Avendaño la prueba factible de que las cámaras de C5 eran parte de esta cifra en el mes mencionado

Para la Concejalía en la Alcaldía de Cuauhtémoc la Seguridad de la CDMX es una de las asignaturas pendientes la cual debe ser atendida en condiciones adecuadas ya que impacta de manera directa en el ámbito social, político, económico y turístico de la metrópoli.

Abel Fuentes, titular de la Concejalía del “corazón de la CDMX” destacó que es indispensable accionar no solo en la disminución de delitos, sino también en la prevención que los inhiba y evitar que sean potenciales actos delictivos

“La seguridad de los ciudadanos constituye un derecho inherente e irrenunciable de los individuos y debe de ser garantizado por el Estado y sus funcionarios, por lo es necesario implementar diversos trabajos en materia de inteligencia, tecnologías cibernéticas, medios de comunicación y con la participación la sociedad misma”, aseguró.